Tweets

domingo, 18 de septiembre de 2016

Un balazo en la cabeza en lugar de una dosis de Halopidol




Un hombre de 27 años murió anoche de un disparo en el pecho efectuado por efectivos policiales en un episodio ocurrido en el barrio Belisario Roldán y que está siendo investigado por el fiscal de turno Alejandro Pellegrinelli.
El primer informe sostiene que Roberto Avalos (27) recibió el disparo policial cuando intentó atacar con dos armas blancas al personal del Comando de Patrullas y de comisaría decimosegunda que llegó a su casa de San Lorenzo 7155. La policía había acudido por el llamado de familiares de Avalos, quien sufría trastornos psiquiátricos.
Avalos fue herido de un balazo en el pecho y trasladado al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) a las 22, aproximadamente, donde la médica de guardia constató el fallecimiento poco después.

La policía tenía que calmarlo, no matarlo”
Soledad Ávalos, hermana del hombre abatido anoche por la policía en el barrio Belisario Roldán, contó su versión del trágico hecho. "Yo les decía que no tiraran, que él estaba loco" aseguró.
“La policía tenía que calmarlo, no matarlo”, expresó Soledad Ávalos sobre la muerte de su hermano, Roberto Ávalos, quien padecía problemas psiquiátricos y falleció anoche producto de un disparo en el pecho que le efectuó un policía.
En diálogo con LA CAPITAL, la joven contó que su hermano “estaba medio loco” y que no lo podían “hacer tratar” porque no lo podían llevar al hospital, ya que “él no quería entrar”.
Sobre como comenzaron los hechos anoche, recordó: “Él estuvo como tres horas en casa con dos cuchillos que quería matar a mi papá. Decía que estaba el diablo, alucinaba“.
“Lo cierto es que yo llamo a la policía, le cuento, y ellos me dicen ‘bueno, vamos a ir para que aunque sea él se pueda calmar hasta que ustedes vayan a Tribunales el lunes y les den una orden para que ustedes lo puedan llevar al Regional’. Fueron y empezaron a los tiros yo les decía que no tiraran que él estaba loco, que no había hecho nada de malo”, afirmó Soledad Ávalos.
Asimismo, la mujer relató que su hermano le empezó a “tirar manotazos y cosas a la policía” y que ante esto los efectivos comenzaron a “tirársele encima”.
“Después la policía le tiro tiros dentro de la casa, dentro de la pieza. La policía estaba en la cocina y él en la pieza solo y yo le digo ‘no le tires, que él no hizo nada, solamente llamamos para que ustedes lo calmen y me dicen ‘no, despreocupate que son balas de goma’. Bueno basta por favor les decía yo, ya está”, recordó.

Sobre el disparo que le produjo la muerte a su hermano contó: “Después salió uno con una nueve y le pegó el tiro en el pecho. No era para que lo mataran era para que solamente lo calmaran. En el corazón le pegó“.
“Hace dos años que se encontraba con este cuadro. Siempre tenía esas alucinaciones, pero justo ayer hacía unas horas de que no lo podíamos calmar. Porque nosotros siempre lo calmamos, pero ayer ya veía cosas“, expresó la joven.
“La policía en sí tenía que calmarlo, no matarlo”, remarcó.
Uno noticia  que muestra el grado de deterioro de la sociedad.  
Primero una falencia grave no atribuible a este gobierno.
Mar del Plata no cuenta con un servicio de emergencias psiquiatricas y aunque lo cuente ,gracias a una legislación hiperliberal,NO SE PUEDE OBLIGAR A UN ENFERMO A SER TRATADO.
Pero aún así , dentro de la estupidez  legislativa,existen mecanismos de contención en casos de emergencia, que pueden derivar en un tratamiento posterior destinado a equilibrar dentro de lo posible al enfermo e incluso con los antipsicóticos de última generación ,llevarlo a una mejoría notable.
Pero en este caso la enfermedad no  radica en el paciente sino en las autoridades que no  disponen de una guardia y el brote más grave en esa policía con la cadena suelta que utiliza sus armas como solución.
Pero no nos quedamos ahí con lo patológico, siempre se puede estar peor…leemos los comentarios en La Capital y nos damos cuenta que la locura es colectiva , la posesión demoníaca ha invadido a parte de la sociedad.
Lo que se podría haber evitado con la ingesta de antisicóticos se “ arregló “ con el  balazo de una nueve mm.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

se agradecen los comentarios firmados, si no tenes una cuenta que te permita hacerlo en el texto podes ingresar tu nombre ,insultos se rechazan sin mas